domingo, 7 de mayo de 2017

'Éramos mentirosos', de E.Lockhart



Éramos mentirosos  I  E. Lockhart
Salamandra Blue  I  Octubre 2015  I  288 páginas
Goodreads  I  Extras
Puntuación: ★★★☆

🙶 Una isla privada. Una ilustre y conocida familia de Nueva Inglaterra. Un grupo de cuatro amigos —los Mentirosos— cuya amistad se vuelve destructiva. Una rebelión. Un accidente. Un secreto. Mentiras y más mentiras. Amor verdadero. Y, por fin, la verdad.
Ésta es la bellísima y terrible historia de una familia perfecta que se sostiene sobre pilares de peligrosa fragilidad. A lo largo del relato se van desvelando las piezas de un rompecabezas que formarán un mosaico de personajes fascinante, donde los prejuicios y el egoísmo son los peores enemigos de la armonía y la felicidad.🙷


"Bienvenidos a la hermosa familia Sinclair. Aquí no tenemos delincuentes. No tenemos adictos. No tenemos fracasados. No nos falta de nada. No nos equivocamos. Quizá no necesitéis saber nada más". Con una introducción la mar de críptica nos adentramos en la novela de E.Lochkart, escogida Mejor Novela New Adult en 2014 en Goodreads por los lectores, que sin duda marca por su peculiar pluma, inesperada trama y un sinfín de mentiras y secretos que nutren su historia. 

Lo primero que destaca de Éramos mentirosos es que es imposible descifrar lo que esconde su sinopsis. Habla de una familia perfecta, de un accidente, de un verano, de muchas mentiras y secretos, todo capitaneado por cuatro adolescentes mentirosos, pero incluso al lector más avispado le es imposible leer entre líneas. La incertidumbre crece en cuanto nos adentramos en su prosa y nos topamos con un muro en forma de voz narradora, pues la protagonista, una de las llamadas mentirosas, es a todas luces una chica de carácter huraño que le narra al espectador, en un estilo más que nervioso e incierto, su vida mediante recuerdos y secretos, desde su infancia perfecta pasando los veranos en la isla privada de la familia hasta el denominado día del accidente, donde toda la historia de la familia se trastoca y ella pierde parcialmente la memoria, para llegar al presente, de días grises y migrañas horribles que pretenden borrar un pasado. No obstante, no estamos ante una novela fácil de digerir o de sopesar, pues el gran interrogante de Éramos mentirosos es saber qué pasó en el denominado verano de los quince, de escarbar para encontrar el gran secreto que nos ocultan los personajes, pero como bien avisa la narradora la principio, los Sinclair son unos mentirosos, y ella, la heredera.
Desde luego, Éramos mentirosos me ha dejado maravillada. Empezando por una narración en primera persona que divaga constantemente entre sus recuerdos y los decora con minuciosas mentiras, que hace que pierdas fácilmente el norte de la lectura y no sepas diferenciar la realidad de la fantasía, pero sobre todo por conseguir fácilmente una atmósfera de absoluto desconcierto y desconfianza y aun así, atraparte de principio a fin. A cada página, a cada capítulo, te sumerges más y más en las mentiras de los Sinclair, pero al mismo tiempo te aferras a cualquier palabra que parezca real. Cada vez que nuestra protagonista se acerca al fatídico día del accidente, deja al lector irremediablemente sin aliento, esperando por fin descubrir ese gran secreto del que se sustenta el pánico de los personajes y la propia novela en sí, y siempre nos deja con ganas de más, incluso con algún pesado dolor de cabeza, para empatizar aún más con la protagonista. Desde luego, el ambiente enrarecido que se respira en la isla es sublime, con todo tipo de recuerdos y pensamientos que se enredan en la mente de la muchacha, pero también en la nuestra. Pero lo mejor, sin duda, es saber por qué todos son mentirosos, y cuando por fin descubrimos la verdad, comprendemos que realmente la autora ha conseguido jugar muy bien sus cartas y con nuestro propio ingenio.


Es difícil hablar de Éramos mentirosos sin desvelar nada, pues lo realmente importante es sumergirse en las mentiras de los Sinclair sin saber nada más aparte de sus veranos en la isla privada y su tendencia a guardar secretos. La pluma de Lockhart es directa pero escurridiza, y acaba enredándote con sus mentiras para que te quedes hasta el final, con tal de saber la verdad. Desde luego, engancha, engancha mucho. Y sorprende. Y nunca la olvidas.


Con la colaboración de Fanbooks

6 comentarios :

  1. Hola!!!! Le tengo muchas ganas a este libro y con las reseñas que lo pintan muy bien hahahhaa gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  2. Este sí lo pude leer, gracias a una amiga. Me encantó, ese giro al final, cuando empiezas a darte cuenta de todo, increíble, y eso que el estilo de la autora al principio me resultaba algo chirriante, pero cuando lo pillas la verdad es que queda bien.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Lo tengo en el ebook y en cuanto pueda me pongo con él, tengo ganas de descubrir lo que ocurrió.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. No me llegó a sorprender, si lo hubiera hecho sería mejor pero aun así me gustó bastante.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Este libro tuvo un momento de auge, a mí la verdad es que nunca me despertó demasiado interés, aunque sí creo que sería una lectura entretenida y de esas que enganchan.
    Me alegra que la disfrutaras ^^

    ResponderEliminar

¡Sígueme en Instagram!


Más fotografías en @miss_xerinola