domingo, 27 de noviembre de 2016

Literatura: 'El beso del infierno', de Jennifer L.Armentrout [The Dark Elements #1]

"Había un demonio en el McDonald's. Y tenía mucha hambre de Big Macs."



Libro: El beso del infierno (White Hot Kiss, 2014)
Autor: Jennifer L.Armentrout
Género: fantasía urbana, paranormal, romance juvenil
Editorial: Plataforma Neo
ISBN: 9788416620975
Año de publicación: septiembre 2016
Edición: tapa blanda con solapas
Traducción: Miguel Trujillo
Páginas: 408
Valoración: 6/10

¿De qué trata?
Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a cualquiera que tenga alma, ella es cualquier cosa menos normal. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee. 
Criada entre los Guardianes –una raza de gárgolas que tiene la misión de cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo–, Layla intenta encontrar su lugar, pero eso significa esconder su lado oscuro de aquellos que más ama. Especialmente del atractivo Zayne, un Guardián de quien ha estado enamorada desde siempre. 
Cuando menos se lo espera, Layla conoce a Roth, un demonio sexy y tatuado que dice saber todos sus secretos. Layla es consciente de que debería permanecer lejos de ese chico, pero hay algo que se lo impide… especialmente cuando se percata de que con él sus besos no son mortales, ya que Roth no tiene alma.
Pero en el momento en que Layla descubre que ella es la razón del violento levantamiento demoníaco, confiar en Roth no solo puede arruinar su oportunidad con Zayne… Podría convertirla en una traidora para su familia. Peor aún, podría llevarla a un viaje sin retorno al fin del mundo.

The Dark Elements 1/3:   [Bitter Sweet Love]   //   El beso del infierno   //   Stone Cold Touch   //   Every Last Breath

La autora que tocamos hoy a continuación no necesita una carta de presentación, pues con la publicación de varias de sus novelas en España, de una manera u otra, ya hemos catado su pluma. El beso del demonio es el inicio de la nueva trilogía que podemos probar en nuestras tierras, y aunque ha estado a la altura de mis expectativas, empiezo a dudar de si Armentrout es una autora afín a mis gustos.
Empecemos por la parte positiva y es que El beso del infierno, tanto como inicio de trilogía como lectura en sí, es arrollador y adictivo. Armentrout tiene buena mano para la fantasía y nos ofrece nuevamente un mundo bien perfilado donde la realidad supera la ficción. En este caso, su pluma perfila un mundo repleto de demonios y gárgolas, un punto importante a la hora de innovar en cuanto a literatura juvenil, pues estos entes no son siempre los que pueblan nuestras páginas. A este mundo paranormal le añadimos la acción de siempre y el ritmo vertiginoso al que tan acostumbrados nos tiene la autora, y donde demuestra verdaderamente ser una buena narradora para sus lectores, y conseguimos una apuesta decente por el género. Personalmente, he agradecido ante todo que nos ofreciera una versión diferente en cuanto a los submundos del infierno, no siempre jugando con los sobreexplotados vampiros o que diera el punto de vista de un demonio, así como que pudiéramos jugar con la idea de que no hay ni blanco ni negro, incluso para los engendros más terroríficos del averno.
No obstante, El beso del infierno podría haber sido mucho mejor en cuanto a desarrollo de no ser por su protagonista femenina, tremendamente repetitiva y más parecida a una quinceañera experta en rabietas que un ser único en la vida. Puedo entender que Armentrout dirija su narración específicamente a su público femenino, siempre ofreciendo una narración meticulosa a la hora de presentar a sus personajes masculinos, siempre atractivos, de músculos esculpidos y caracteres endiabladamente divertidos, de esos que iluminan cada escena y todo te parece mejor aunque estés leyendo un destripamiento la mar de gráfico. No obstante, la atención que pone en sus personajes masculinos la descuida en sus femeninos, y éstas siempre son un segundo plano, más débiles, menos inteligentes, menos achispadas... pero sí más hormonadas. Descarté su última saga publicada en España porque acabé harta de escenas repletas de corazoncitos y feromonas donde fuera más importante copular antes que salvar el mundo. Pensé que aquí, hablando tanto de demonios y maldiciones, sería diferente, pero no. Incluso asegurando que Layla era un ser especial y que podía dar mucho juego en la novela, en cuanto entró en escena uno de los dos personajes masculinos, ella dejó de ser algo interesante, pues los otros dos eclipsaron toda la narración. En adición, la muchacha no colabora en captar nuestra atención, pues de la misma manera que algunos actores parece que tengan que enseñar sus cuerpos esculturales por orden de contrato, ella se ve en la necesidad constante de recordarte, a cada capítulo y en cualquier situación, que los dos protagonistas son tremendamente atractivos. Y eso desquicia. Y mucho. Armentrout, ¿qué pasa contigo? Queremos chicas guerreras, no chicas estúpidas


Aunque toda la base de El beso del infierno es muy, muy buena, pues tiene elementos interesantes, una pluma vigorosa y un ritmo adictivo, si no eres muy amante de las protagonistas cabezahuecas que tenga que repetirte cada dos páginas que su compañero masculino está tremendamente bueno, quizá no debas coger esta novela, no al menos en un día malo. Por su contenido es bueno, pero cuidado con los personajes que no merecen la pena


Con la colaboración de Plataforma Neo

1 comentario :

  1. ¡Hola! Solo leí la primera parte de la saga Lux, y me entretuvo, pero no fue la gran cosa, por tanto no creo que lea nada más de la autora.
    Besos =)

    ResponderEliminar