miércoles, 27 de enero de 2016

Literatura: 'Dulces mentiras', de M. Leighton [Pretty #1]

"-Hace siete minutos que estoy oficialmente fuera del control de los tercos hombres Locke. Y este es mi primer acto de independencia."



Libro: Dulces mentiras (All the pretty lies, 2013)
Autor: M.Leighton
Género: romance New Adult, contemporáneo
Editorial: Phoebe Romántica
Año de publicación: enero 2016
Edición: tapa blanda con solapas
Páginas: 288
Valoración: 7,5/10

¿De qué trata?
«Vive y no te arrepientas». 
Sloane Locke ha vivido siempre protegida por su padre y sus hermanos, pero se ha prometido a sí misma que eso va a cambiar. Así que decide salir de esa crisálida, extender las alas para volar y… es entonces cuando conoce a Hemi. 
Hemi Spencer vivió a tope hasta que ocurrió una tragedia. Ahora, solo tiene en mente un objetivo del que nada ni nadie puede apartarlo…, aunque Sloane hace que sienta algo que creía destruido en su interior. Ni Sloane ni Hemi están preparados para la pasión y el deseo que surge entre ellos. Son conscientes de que no pueden tener un futuro juntos, de que el pasado es más fuerte, pero deciden luchar y se ven poco a poco envueltos en una red de mentiras que no pueden ni quieren desentrañar…
¿Serán capaces de sobreponerse a esas dulces mentiras y vivir el presente, sabiendo que es todo lo que tienen?

Pretty 1/3:  Dulces mentiras   //   Dulces caricias   //   Lo más dulce

Dulces mentiras llegaba a mis manos con la férrea promesa de la editorial de ofrecerme un romance sin igual, lleno de picardía, pasión, pero también a rebosar de sentimiento y amor. Deseosa también de redescubrir las mariposas que se forman en el estómago con el primer amor, de saborear una historia bien cargada de erotismo y contenido, me lancé de lleno. Y lo disfruté. Y ahora mismo vengo a convenceros de que también tenéis que caer rendidas ante la pluma de Leighton.

Dejadme que vaya al grano y os diga lo que hay que saber: tenéis que leer Dulces mentiras porque os va a encantar. Puede que de entrada os parezca otra novela romántica más de chica inexperta que se cruza en el camino de un hombre maduro pero torturado por la vida, pero ante todo esta novela es una apuesta ganadora porque sabe jugar muy bien con la historia, los personajes y con nosotros mismos. Lo que más me ha encandilado de Dulces mentiras es su balance perfecto en cuanto a contenidos y sentimientos. Primero nos enamora con su tensión sexual, sus diálogos electrizantes y el ansia que tiene nuestra protagonista por saber más y más del misterioso Hemi. No obstante, una vez cumplimos nuestro deseo, Leighton da paso a otro tipo de historia donde el drama y el suspense están a la orden del día. Y a mí esto me ha conquistado por completo, además de lo que he agradecido desde la primera página. Porque sí, aunque siempre buscamos un buen romance pero que también nos permita beber del más sabroso erotismo y de disfrutar de todo ese contenido gráfico en su interior para avivar la llama de nuestra mente, también buscamos más, también busco más. Y Leighton, muy consciente de que no todo no ha de ser sexo sin sentido, ofrece en Dulces mentiras una devastadora historia de traiciones, secretos y sí, muchas mentiras.
En este sentido, corroboro mis palabras: Dulces mentiras me ha gustado justamente por ser excitante y con una gran carga erótica, pero también por tener más jugo en su interior, de ofrecer personajes con su fondo y su complejidad, y que llegado a un momento, los capítulos nos dejen con la miel en los labios y no sea simplemente por el palpable deseo de sus protagonistas. Y sus protagonistas, ¡hablemos de ellos ahora mismo! Nuestra chica ha sido todo un gusto para la vista y el corazón, pues aunque Sloane es una chica inexperta, sabe muy bien lo que quiere en la vida y no es ser una sumisa. Desde luego, que Dulces mentiras esté narrado desde su punto de vista ayuda mucho a dinamizar la historia con sus ideas y objetivos, y aunque quizá no todas podamos compartir su filosofía de vida en según qué capítulos, yo he disfrutado como nunca cada una de sus decisiones tomadas por ella misma, y eso ha hecho que cogiera el libro aún con más gusto. Y de Hemi no puedo decir nada más acerca de su exquisita actitud de chico oscuro y de que, ¡oh sí!, comparta protagonismo con Sloane en cuanto a narración. Porque sí, que una novela romántica tenga capítulos narrados desde el punto de vista masculino, le otorga aún más puntos. Y creedme, Hemi tiene mucho que contarnos y no sólo sobre cómo se hacen las sombras de los tatuajes...


Dulces mentiras me ha parecido perfecto en todos los sentidos. Ha sido adictivo -muy adictivo-, con un tono de picardía y erotismo que siempre ameniza la novela, pero también con un fuerte contenido dramático para poder sobrellevar unos personajes complejos y un amor apasionante. Estoy deseando leer más de esta autora.

Con la colaboración de Phoebe Romántica


2 comentarios :

  1. Tengo esta novela entre mis lecturas pendientes. Gracias por tu reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Creo que no es para mí...

    Besotes

    ResponderEliminar