jueves, 3 de julio de 2014

Literatura: 'Solo un chico más', de Kristan Higgins

-Chastity, a los hombres les encantas. Eres muy divertida. De hecho, siempre has sido como uno... -se interrumpe de pronto.
-¿Qué? ¿Cómo uno más? ¿Que soy como uno más en el grupo?
-Sí, bueno, pero en el buen sentido.



Libro: Solo un chico más (Just one of the guys, 2008)
Autor: Kristan Higgins
Editorial: Harlequín - HQN
Género: romance adulto contemporáneo, comedia
Fecha de publicación: enero 2014
Páginas: 414
Edición: rústica sin solapas
Valoración: 7/10

¿De qué trata?
Ser tratada como si fuera un chico más no era tan divertido como podría parecer, de modo que tras volver a su ciudad natal, la periodista Chastity O'Neill decidió que ya iba siendo hora de utilizar sus armas de mujer. Sin embargo, tenía dos pequeños problemas: en primer lugar, Chastity era una fuerza femenina de un metro ochenta y fuerte como una roca, y, en segundo lugar, tenía cuatro hermanos mayores, que seguían tratándola como si fuera uno más del grupo. 
Mientras estaba haciendo un reportaje sobre los héroes de la ciudad, conoció a un atractivo doctor y las cosas comenzaron a mejorar. Ya solo tendría que olvidarse definitivamente de Trevor Meade, su primer amor y la única relación que todavía no había superado. 
Pero cuanto más tiempo pasaba con su doctor, más pensaba en el irresistible Trevor. Aunque parecía que él sí que había superado su amor de juventud.


A estas alturas sigo sin saber qué tienen las novelas de Kristan Higgins que me entusiasman y cautivan tanto. Será su prosa, sus hilarantes situaciones, su habilidad para hacer que todas las protagonistas femeninas tengan un pedacito de mí o, simplemente, que me encanta la manera en que plasma sus romances: realistas, comedidos en ocasiones, arriesgados en otras, pero siempre, siempre, inolvidables. Solo un chico más nos habla nuevamente del amor llevado por el destino, y desde luego no es otra novela más de Higgins, porque tiene su propia alma y corazón.

En esta ocasión, nuestra protagonista es Chastity, periodista intrépida pero con un gran complejo: es alta y ciertamente musculosa, le gustan los deportes y ha salido más físicamente a todos sus hermanos varones, bomberos de profesión, que a sus cuñadas, femeninas y gráciles. Chas, pese a que sea toda perseverancia y fortaleza, vuelve a ser otro patito feo ante nuestros ojos, esa chica incomprendida que necesita encontrar un lugar en el mundo, en este caso, con alguien que no la valore tanto físicamente sino por su interior. He comprendido sin dudar ni un ápice de su sufrimiento por encajar, de preguntarse por qué no es como todas las demás chicas, especialmente por contener en su corazón todos los sentimientos que alberga por Trevor, ese cabroncete que nos hará suspirar y gritarle que nos diga qué piensa en cada capítulo, pues nuevamente Higgins no escatima en sufrimiento y lágrimas y el amor de Chastity y Trevor roza lo imposible. No sabría decir si éste ha sido el amor más tumultuoso y doloroso de todos los que me ha ofrecido hasta ahora la autora, pero desde luego que me ha hecho llorar y zarandear al libro en más de una ocasión. De nuevo, Higgins nos demuestra que no todo es un camino de rosas. Solo un chico más, además de ser romántica, es una novela con un gran toque familiar, pues al mismo tiempo que conocemos a Chastity, sabemos de sus cuatro hermanos, sus padres, sus esposas y hasta tocamos la vida sentimental de Trevor. Tenemos un sinfín de escenas hogareñas, de comidas multitudinarias, de mil bromas pesadas entre hermanos y de esa inconfundible sensación de tocar una novela con alma. Desde luego, tanto si tenéis una familia numerosa como si no, obtendréis mil risas solamente con los cuatro hermanos, que son un auténtico disparate, no hablemos ya de los pasatiempos de Chastity, como ver en bucle las películas de El señor de los anillos o coleccionar camisetas de Aragorn. 

El único contratiempo que le he visto a Solo un chico más es que posee un aura bastante clasista en cuanto a relaciones. El gran deseo de Chastity, el de casarse y ser madre, impregna toda la novela, amén de secundarios y todas las familias que aparecen, con mínimo dos hijos, que no hacen más que alabar la felicidad de tener descendencia. A mí se me ha antojado un tanto retrógrado en ciertos aspectos, ya que a lo largo de la novela Chas no hace más que reiterar su deseo de ser madre de cuatro hijos, y a no ser que tengáis esa misma pasión por dejar una enorme estirpe, se os puede hacer un tanto repetitivo, como ha sido mi caso. Y es que a veces a Chas parecía que le inquietara más que la dejaran embarazada porque tenía una edad, que encontrar el amor de su vida... 


Y he aquí nuevamente otra experiencia positiva con una novela de Kristan Higgins, porque sus novelas, aunque siempre típicas y partiendo de la base predecible del romance, son frescas y dinámicas, con unos personajes vivaces y dolorosamente cercanos. Solo un chico más no supera, a mi parecer, a la inimitable Hasta que llegaste, pero desde luego me he reído a mandíbula batiente mientras me enamoraba poco a poco de Trevor, como era de esperar. 

15 comentarios :

  1. Hola :D
    Hace tiempo que lo tengo en pendientes, a ver si lo leo pronto.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    No lo conocía pero me ha llamado mucho la atención, así que me lo apunto.
    Gracias por la reseña.
    Un beso:3

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima!!

    He leído muy buenas opiniones de esta autora, todavía no he leído ningún libro suyo, pero tengo Hasta que llegaste en mi ebook, y no creo que tarde mucho en hacerlo =P Si me gusta leeré este, a ver si Trevor logra enamorarme a mi también =P

    Muchos besitos corazón!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que llegaste es mi preferido de la autora hasta ahora, precioso >_<

      Eliminar
  4. Hola^^
    Cuantas más reseñas veo de este libro, más ganas de leerlo me entran. Creo que me gustaría mucho.
    besotes!

    ResponderEliminar
  5. me encantó esta novela! Solo he leido esta de la autora pero me ha conquistado con su estilo fresco, estoy deseando leer mas de ella

    besos!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo! Me gustó mucho, aunque esa obsesión de la protagonista por tener hijos fue demasiado para mí a veces!
    Hasta que llegaste sigue siendo mi favorita (ojo, que sólo he leído dos), pero no estuvo tampoco nada mal!
    A ver cuando me pongo con los otros que tengo de ella!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que llegaste también es mi preferido, es demasiado esa historia *_* y tampoco he leído mucho de Higgins, desgraciadamente no llega mucho de ella por aquí >_<

      Eliminar
  7. No he leído nada sobre esta autora y lo cierto es que me produce bastante curiosidad, lo tendré en cuenta. Un besote Saru :)

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada sobre esta autora y lo cierto es que me produce bastante curiosidad, lo tendré en cuenta. Un besote Saru :)

    ResponderEliminar
  9. Me compraria el libro en ingles solo por el perro xDDD

    ResponderEliminar
  10. No lo conocía de nada pero me has convencido de leerlo!! Además la portada me gusta mucho^-^
    Ahora me paso a leer la reseña de Hasta que llegaste :)

    ResponderEliminar
  11. Hola guapetona!

    Todavía no leí nada de esta mujer pero tengo en el tablet ya "Solo los locos se enamoran" y espero leerlo en verano porque creo que me va a gustar su estilo tanto como a ti.
    Una cosa que me llama la atención de sus libros son sus portadas, ya que son siempre preciosas y tienen unos perros preciosos!

    Besitos guapa! <3

    ResponderEliminar
  12. hola! no he leido nada de esta autora pero leo tantas cosas buenas de este libro que ya hace tiempo que lo puse en mi wishlist, a ver si cae ^^ me alegro que te gustara, besotes!

    ResponderEliminar
  13. Este tipo de libros me parecen ultra moñas siempre... pero me encantan y los devoro en dos días! (soy lo peor xDD)
    Lo anoto!

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Sígueme en Instagram!


Más fotografías en @miss_xerinola