lunes, 26 de mayo de 2014

Book-tag (4): Furry Friend Tag

Hacía mucho que no encontraba un momento para mirar Book-tags o seguir con los que tengo a medias, pero acabo de toparme con este meme en el blog de A Petrie también le gustan los libros y he dicho ¡hoy quiero hablar de mis niños peludos! Pero mejor aún, lo publico a la par que mi amiga Nú, que también es esclava devota de una gatita. 


Este nuevo book-tag, "Furry Friend Tag", consiste en hablar y elogiar a nuestras mascotas, que en mi caso serán mis dos preciosos gatos. Ante todo lo he visto en vídeo pero haré como Sileny y me decanto por la versión en foto.

Mis preciosidades: Orión y Galatea

1.-¿Cuáles son los nombres de tus mascotas?
Si me seguís por las redes sociales los conocéis de sobra, pero encantada os los presento de nuevo: tengo dos gatos y se llaman Orión y Galatea. 
El nombre de Orión, pese a su significado y mitología, siento deciros que tiene un origen más friki y es que le viene por Men in Black 1, de la célebre frase "la galaxia se encuentra en el cinturón de Orión". Adoro a Will Smith y esta saga de películas en concreto definió muchísimo mis gustos cinéfilos y literarios, así que qué menos que hacer este guiño.
Galatea, en cambio, fue el resultado de buscar nombres griegos o de estrellas para conjuntar con Orión. El suyo significa "blanca como la leche", así que fue, simplemente, perfecto para ella.

2.- ¿Qué tipo de mascotas son y qué raza?
Ambos son gatos y no precisamente de una raza de pedigrí, pero sinceramente, ¿qué más da?. Orión es un romano o atigrado de pelo corto de color marrón, concretamente, es un Tabby Mackerel por la forma de sus rayas y una serie de características manchas en su cara; Galatea es un persa blanco, aunque supongo que tiene algo de gato europeo por las facciones de su morro. Aun así, la señora que me lo regaló me aseguró que era de raza pura, pues su madre lo era, y valía sus buenos tres ceros en el mercado... 

3.- ¿Desde hace cuánto que los tienes?
Ambos los tengo desde que nacieron, con un par de meses de vida, auténticos cachorritos blanditos; a Orión me lo regalaron con poco más de un mes, su madre justo había rechazado dar de mamar más a la camada y era bastante pequeño, y con Galatea, otro tanto. Eran unas bolitas peludas que cabían en las manos y sobraba espacio. 

A Galatea le encantan mis estanterías
4.- Cómo los conseguiste?
Con Orión fue obra del destino, estoy segura. Acababa de perder a mi primer gato, Dean, y estaba buscando una camada donde él hubiera participado, para tener un recuerdo. Una tarde fue al veterinario a dar mis datos para dejar constancia que estaba interesada en adoptar o lo que fuera, y a la media hora recibí la milagrosa llamada de una vecina que regalaba cuatro gatitos. En cuanto fui a escoger a uno, él vino a mí e intentó enfrentarse a mis zapatos -con poco más de un mes de vida, vamos, una bolita de nada-, y supe que estaba hecho para mí. Era tan pequeñito, un tigre en miniatura... Y me pareció el cachorro más guapo y único del mundo. 
Con Galatea fue algo más sencillo. En el trabajo familiar nos enteramos de que una clienta regalaba una camada y nos hicimos con ella cuando tuvo el tiempo suficiente. A modo de anécdota, uno de mis hermanos se quedó con una hermana de ella. 

5.-¿Cuántos años tienen?
Orión acaba de cumplir los dos añitos en mayo y Galatea cumplirá los mismos en julio.

6.- Datos curiosos sobre su personalidad.
Ambos son realmente cariñosos y atentos, te siguen a todas partes y hasta te custodian para ir al lavabo. Parece que no, pero los gatos son auténticos guardianes y velan siempre por ti.
Lo que más me gusta de los dos es que son muy comprensivos y entienden el lenguaje humano, es fácil saber cuándo quieren salir a jugar, pedir comida o, simplemente, que les pongas la manta porque quieren dormir.  Y sobre todo, adoro la compañía que siempre me profesan, supongo que me ven como su figura materna pero es realmente encantador tenerlos a todas horas a mi alrededor, sobre todo cuando me tumbo en la cama a leer o estoy delante del ordenador, que tienen la extraña costumbre de tumbarse justo al lado del ratón.
Orión es el más expresivo de los dos, tiene unos ojos que transmiten muchísimo. Además, sus maullidos son muy curiosos porque les da una entonación que parece que hable contigo; Galatea suele hablar más por las caricias y siempre está dispuesta a una buena dosis de arrumacos, le encanta especialmente amasar para demostrarte que está disfrutando; suele maullar mientras ronronea, por lo que suelen salir como "prrrmiaurrr". 
Pero claro, no son perfectos y también tienen muy mal genio, si la comida que les pones no les gusta o no te estás esmerando suficiente con los mimos... ahí que va un mordisco de aviso. Suelen pelear también entre ellos, aunque en la mayoría de los casos se llevan bien. Orión resopla si le riñes y Galatea suele desviar la mirada, siendo consciente que te estás dirigiendo a ella en todo momento. 

Orión en su jungla particular
7.- ¿Qué significa para ti la relación que tienes con ellos?
Puede sonar extraño, pero para mí son una parte importantísima de mi vida. Los adoro y ahora mismo no concibo un día sin tenerlos a mi lado. Cuando llego del trabajo están los dos esperándome en el umbral de la puerta, reclamando mimos atrasados o que les coja en brazos. Es tenerlos en los buenos y malos momentos, pidiendo juegos en los primeros y regalándome ronroneos en los segundos. Es disfrutar de su pelaje mullido, el observar sus caritas y saber que hay dos seres que te adoran y te necesitan. Como bien dice James Bowen en Un gato callejero llamado Bob, no me lo pensaría dos veces en decir que son mis niños, mis bebés. 

8.- Recuerdos favoritos de ellos.
Tendría para escribir trilogías, especialmente con Orión, pues tuve que enseñarle muchas cosas, como usar el arenero o dónde estaba el comedero. Algunos recuerdos entrañables que atesoro son la primera vez que comió jamón dulce, pues no hizo más que maullar de la emoción, o cuando salió al patio y descubrió en primicia lo que eran los pájaros... 
Con Galatea no tengo tantos, pues cuando llegó a casa, Orión le cogió muchos celos y durante una temporada, no pude estar con ella todo lo que quise para que él no se sintiera desbancado. Pero de Galatea tengo algunos memorables, como cuando encontró mi manta de tigres y durmió a pierna suelta o el sonido de sus primeros ronroneos, que parecían retumbar en la habitación.  

9.- Apodos por los que les llamas.
¿Qué apodos no les pongo, más bien? Los suelo llamar muchísimo por sus nombres, primero por los variantes clásicos como "Orioncito" o "Gala", pero también como "tesoros", "niños", "guapetones"; a Galatea la llamo mucho "princesa" o "reina", porque es ciertamente la reina de la casa, y a Orión,  "gordito" o "princesito". Si.

Típica siesta en la que me hacen babear por ser tan monos


¿Qué os parece? ¿También tenéis mascotas? 

17 comentarios :

  1. OOOOOOOOOIIIIIIIINNNN SEÑOR ME LOS COMOOOOOO¡¡¡¡ Qué moneriiiiasss!!!!. Yo también tengo un gatito y si por mi fuera, tendría diez más, son los animales ideales.

    Besootes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero tener muchos muchos gatos T_T

      Eliminar
  2. ¡Mi gata me quiere más a mí que tus gatos a ti! HUM HUM

    Ains, si es que esas cosas mulliditas, calentitas y que ronronean son lo más ♥ Parece mentira que un animal que va tanto a su bola pueda dar tanto cariño.

    ResponderEliminar
  3. son tan lindos :) pero yo siempre he sido mas de perros ^^ tal vez un dia tenga gatos tambien

    ResponderEliminar
  4. Jo que bonitos son, en especial el blanco ♥
    Besos:)

    ResponderEliminar
  5. Aiish me como a tus gatos de lo ricos que son ♥ ♥ ♥
    Espero pronto tener recuerdos tan preciosos como los tuyos y disfrutar de los ronroneos y de tener a alguien en casa que te haga compañía ♥
    un besito.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapísima!!

    Pero que monadas tus gatitos!! *.* Yo hace dos años tenía un perrito cocker que se llamaba Nilo, y lo adoraba con toda mi alma, parece que no, pero las mascotas acaban convirtiéndose en uno más de la familia, y la verdad es que lo pasé realmente mal cuando se nos fue, pero vamos, me quedo con todos los buenos recuerdos que tengo de él. Quizá haga el tag para recordarlo =)

    Muchos besitos corazón!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, siempre se van demasiado pronto :(

      Eliminar
  7. Me ha encantado este Book Tag!!!! Yo soy mas de perros que de gatos pero los tuyos son un amoor =)

    ResponderEliminar
  8. Por favor, qué cositas más guapas. La última foto me ha matado, ¡qué bonita!
    Me ha encantado conocer a tus niños. No te preocupes, a mí no me suena nada raro, a los que nos gustan los animales sabemos de lo que hablas cuando dices que no concibes un día sin ellos. Yo a los reyes de mi casa los quiero con locura (a mi gatita, como ya sabes, y a un agaporni que tengo también).
    Me apunto el tag y a ver si saco un ratito en estos días para hacerlo ^^
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó ver a los tuyos, son amor *-*

      Eliminar
  9. Son para comérselos!!! Que monos!! :) Este tag es muy bonito. un besin

    ResponderEliminar
  10. AYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY, qué cuquis, jo. Mira que mis experiencias con los gatos no han sido muy buenas, pero la verdad es que despiertan en mí cierto cariño. Y los tuyos son preciosos :3

    Un besote :3

    ResponderEliminar
  11. Me he enamorado de ellos! Bueno, estoy enamorado de ellos desde que los vi en tu twitter!! Me encantan los gatos, tengo una y por mi tendría otro más!
    Galatea es una preciosidad, tan blanquita! Cuando fui a adoptar a la mía casi cojo a una igual de blanquita que la tuya!

    Me apunto el tag para hacerlo pronto! ^^

    ResponderEliminar
  12. Oooohhh, qué adorables!! Son muy bonitos *o*
    Yo creo que te voy a copiar y hacer este book tag, así tengo un motivo para grabar en video a mi erizo jaja

    Un beso,
    ~El Imperio de las Bellotas~
    ~El Club de las Sebaduras~

    ResponderEliminar