domingo, 27 de abril de 2014

Mundo cinéfilo (52): Pues Kate Winslet no salía tanto como esperaba en 'Divergente'

¡Muchas gracias a todos aquellos que aprobasteis la nueva versión de Mundo cinéfilo! La verdad que tengo con ganas, otra entrada más, de explicaros mis últimos visionados, que han sido muy satisfactorios, así que, sin más, lo último que he visto, empezando por... 



Ajá, la adaptación de la novela distópica de Veronica Roth, Divergente (Divergent, 2014). La encontraréis en cines la semana que viene, aunque algunos blogueros ya han podido degustarla en un preestreno de Madrid; yo, no obstante, la vi hará un par de semanas en versión original y os confieso que quedé gratamente sorprendida. 
No pensaba invertir tiempo ni dinero en ver esta película. Aunque el libro me gustó en su momento, muy entretenido, dinámico e incluso adictivo, con el paso del tiempo he ido apreciando sus errores: no tiene una trama consistente, posee unos personajes un tanto inestables y un mundo distópico que hace aguas por todos lados. Pese a todo, la película es diferente, es mejor. Creedme cuando os digo que el guión explica correctamente la historia, hasta la ensalza; nada más empeza se habla de la guerra y los oficios de las facciones, se da una visión más amplia del contexto del Chicago distópico y hasta se visualizan los muros que ocultan el exterior. 
El ritmo de Divergente es más adecuado que la acción que narraban sus páginas, pues vamos comprendiendo la historia sobre la marcha y acostumbrándonos a las facciones y esa negación por lo diferente. El proceso de selección primero, el entrenamiento después, gran protagonista en la novela, sigue teniendo un gran peso en la historia, pero han sabido narrarlo de manera dinámica y amena, introduciendo los contratiempos por fortalecerse de Tris y sus paulatinos logros; las apariciones de Kate Winslet (¡milagro, no salía tanto como suponíamos en los tráilers!) y los encuentros con Cuatro añaden las dosis de misterio y romance; después, la batalla final, todo un frenesí de violencia y sangre, forman un tándem más que completo y entretenido para el espectador
Es extraño, pues sigo sin recomendar la trilogía, pues si buscáis distopía, hay muchísima mejor oferta en el mercado, pero sí os diría de ver la adaptación. Se entiende y se disfruta.
Mirad el tráiler de Divergente



Seguimos con otra sorpresa como ha sido la comedia francesa escrita, dirigida y protagonizada por Albert Dupontel, 9 meses... ¡de condena! (9 mois ferme, 2013), donde una juez, encarnada por Sandrine Kiberlain, descubre que se ha quedado embarazada de un exconvicto tras una noche loca que no recuerda. Intentando ocultarlo para no perder su carrera, acabará por reunirse con el personaje de Dupontel, Bob Dylan, para limpiar su condena.
La trama no es nada más que lo veis en estas escuetas lineas, una atolondrada comedia sobre los malos entendidos y el saber reírse del destino. Con 9 meses... ¡de condena! no hice más que reírme a carcajadas con el humor tan grotesco y disfrutar de la buena pareja que hacían Kiberlain y Dupontel en pantalla, éste último sabiendo poner auténtica cara de cordero degollado para, acto seguido, hablar sobre cómo hay que descuartizar a un hombre. 
Quizá hubiera echado en falta una media hora más de metraje para saber qué sería tras esos meses de espera, pero si buscáis una comedia con un toque de humor más que negro, os aseguro que no os decepcionará. 
Mirad el tráiler de 9 meses... ¡de condena!


Otra cinta que disfruté bastante, teniendo en cuenta su actor principal, fue Non-Stop (2014), donde un atribulado Liam Neeson se mete en el papel del veterano agente del servicio aéreo de los Marshalls Bill Marks, que en pleno vuelo recibe el aviso de que hay una bomba y debe descubrir quién planea matar a toda la tripulación. Pero no le será nada fácil teniendo en cuenta su historial y sospechará de todo el mundo... y ellos, de él.
Suelo huir de las películas que encabeza Neeson, pero la premisa y el director, Jaume Collet-Serra, prometían, por lo que le di una oportunidad. 
No ha sido una historia que me haya calado hondo, pero confieso que estuve bien pegada al asiento, intentando descifrar en cada fotograma que pasaba por mis ojos quién era el artífice de tanta tensión y de si el personaje de Neeson era lo que decía ser.
Aunque las críticas no hayan alabado este guión ni la nueva incursión de Neeson en la gran pantalla, yo rompería una lana a su favor. Si buscáis una historia que no os obligue a pensar, simplemente a disfrutar de la acción desenfrenada, la sensación claustrofóbica de un avión y pensar que quien te está ofreciendo un té, puede matarte, podéis darle una oportunidad a este thriller de acción en toda regla, pues de bien seguro que el resultado os dejará contentos y satisfechos por haberle dado al cerebro un poco de placer primitivo y salvaje. 


De la que sí os recomiendo su visión de manera casi enfermiza es The Colony (2013), cinta post-apocalíptica de suspense bajo cero con una buena dosis de ¡sí! gore espeso y efectivo, donde un grupo de supervivientes se ve amenazado por una horda de caníbales que no temen al frío.
De vez en cuando, el cuerpo pide alguna cinta grotesca donde disfrutamos más con el sufrimiento ajeno que con una historia bien hilada y argumentada. The Colony es el caso, pues no se dan explicaciones del todo claras sobre este Apocalipsis antojado en una nueva Edad de Hielo, e incluso el por qué de estos inesperados caníbales pasa un poco de puntillas, pero ¿acaso nos importa? No, porque nuestro líder es Laurence Fishburne, que en ningún momento pierde la compostura, y luego tenemos a Kevin Zegers que, con solo una mirada, nos quedamos enganchados al televisor para gritar que no muera y los apalee a todos. 
The Colony empieza más sosegada de lo que pide la historia, pero en cuanto llegan al foco de la infección, es un frenesí de carreras, escondites, miradas altivas y cuchillos bañados en sangre. ¡Y qué gore tan exquisito! Hay que ver estos caníbales tan entrañables, que ofrecen más de una escena graciosa por su manera tan gourmet de clasificar la comida. Eso sí, esperaba otro final...



Y ahora sí, cierro esta entrada con una película que me ha desgarrado el corazón y me hace escribir este párrafo aún rememorando cada suspiro y temblor: Una vida en tres días (Labor Day, 2013), con una trémula Kate Winslet emulando a una divorciada, Adèle, que acaba rendida ante los encantos de un preso fugado, pero es que nadie le diría que no a un soberbio e hipnotizante Josh Brolin.
Se ha dicho de todo de esta adaptación de la novela de Joyce Maynard, desde ñoña hasta copia barata de la obra de Nicholas Sparks, pero Una vida en tres días me ha marcado, pues horas después de haberla visto, seguía rememorando cada pasaje, cada mirada y cada frase, no hablemos de las increíbles interpretaciones llenas de sufrimiento, aunque cierta esperanza, de Winslet y Brolin. 
Reconozco que ha sido una historia de altibajos, pues cuesta situarse y entender algunos flashbacks traicioneros y la voz en off, narrada por el hijo de Adèle, Henry, donde en momentos nos desesperaba la lentitud del tiempo, en la que no entendíamos el vacío que sentía Winslet por haber perdido a un hombre, pero también de anhelos profundos, como el saber qué pasaba por la cabeza del personaje de Brolin o hasta dónde llegaría el hijo de ella para no perder la estabilidad mental de su madre.
Para mí, Una vida en tres días es desgarradora y traumática, pues sientes convivir con ellos en estos días que realmente les cambian la vida, pero también te insufla vida. Es una cinta que se presenta con elegancia y pulcritud en cada toma, en la que podemos apreciar la creencia de que todo es posible una vez recuperas el norte.
Mirad el tráiler de Una vida en tres días


¿Habéis visto alguna? ¿Qué os ha parecido?

17 comentarios :

  1. Hola^^
    Me apunto la última, Una vida en tres días, sin duda, quiero verla.
    The Colony es muy de mi estilo así que seguro que cae pronto.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues no he tenido la oportunidad de ver ninguna, no he tenido oportunidad de salir al cine. Pero me daré una vuelta después.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  3. La adaptación de divergente fue corta pero bastante creíble y mucho más fácil de captar, aunque pasó todo mucho más rápido que el libro, pusieron lo más importante y fue impactante verlo nuevamente con tus propios ojos, pero con más visualidad. Me gustó muchísimo también, y The Colony me gustó muchísimo. Los demás no los vi pero quiero verlos<3 un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo, Divergente estuvo muy bien aunque se inventaran ciertas cosas.

      Eliminar
  4. bueno ami me llama la ultima con mi adorada kate ^___^ aunque tambien es seguro que vea divergente xD

    ResponderEliminar
  5. vi divergente.. Es buena normal n.n
    las demas no tenia idea :D
    saludoss

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    Tengo que ver la Divergente y la última!! Leí hace tiempo una reseña sobre ella y me la apunté, pero todavía no la he catado!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. No he visto ninguna pero esta semana o la siguiente iré a ver Divergente, estoy deseando verla que el libro me encanta y veo que la peli está gustando.

    ResponderEliminar
  8. me estoy aguantando mucho para esperarme al estreno aqui, la tenia para ver en original pero he podido controlarme, que ganas de verlaaa besotes

    ResponderEliminar
  9. La película que más me llama es La vida en tres días aunque no descarto ver Divergente, aunque no haya leído el libro. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que soy poco (o nada) cinéfilo, de manera que solo conocía y me llama mínimamente Divergente >o< Y la verdad es que no tengo tampoco muchas ganas de verla, porque como tu dices, aunque el libro en su momento me gustó bastante, tampoco encuentro que sea nada del otro mundo, y hay muchas otras distopías que me gustan muchísimo más... Y no sé, todo lo que he visto (tráilers y eso...) de la película hasta ahora, me parece "soso", pero con todo lo que has dicho tu, ya estoy dudando xDD (Seguro que al final caigo, que me conozco, y las adaptaciones me llaman irremediablemente)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad que la peli vale la pena, me pareció mejor que la novela.

      Eliminar
  11. Pues no he visto nada! Pero Divergente caerá esta semana segurísimo! Me alegra ver que es una buena adaptación. Aunque en un principio me gustaron los libros con el tiempo me ha pasado lo que a ti, no los veo tan geniales como todo el mundo dice (la culpa también, la tiene el último).
    Una vida en tres días también la quiero ver, vi el trailer y me gustó mucho. Me imagino una peli algo lenta, así que la veré un día que me vea con ganas.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. No quiero ver nada de la película ni los trailers porque quiero leerme la saga :3 Aunque no es una de las que más me llame, he oído muy buenas críticas y espero leerla pronto :D Un besin.

    ResponderEliminar
  13. No he visto ninguna de las que comentas, pero sí pensaba darle una oportunidad a la de Divergente, que al parecer está agradando bastante. Aún así, sinceramente, voy con un poco de miedo porque no se por qué me da que van a acabar centrándose más de lo que se centra el libro en la relación amorosa de los protagonistas y... no sé cómo puede salir eso xD
    No sé, ya la veré :)

    Saludos! ^^

    ResponderEliminar
  14. He visto Divergente la semana pasada, y como me gustó la peli, me puse a leer los libros. Muchos comentarios de Series ly me sorprenden porque consideran lo típico, que los libros son mejores que la adaptación al cine. Sin embargo, yo discrepo totalmente. Va más allá de lo que sería ponerle imágenes a algo que se ha leído, o a cortar dentro de lo posible la historia para que quede un conjunto ameno. Hay escenas impresionantes, como el momento de la iniciación de Tris, la sensación de libertad de los Dauntless al principio (aunque se hayan suavizado algunas situaciones, se han encrudecido otras, por lo que ahí no digo nada)... incluso me gustan los cambios que se han introducido, muy acertados en mi opinión. Por un lado, al prescindir del monólogo interior del que está repleto el libro, la versión ya gana mucho, consigue presentar a una protagonista decidida y valiente, que no se está recordando continuamente lo pequeña que es. Por otro, aunque en principio choca el Cuatro de la peli con el del libro, me quedo con el de la peli, al darle un aire más maduro a la relación y a su comportamiento en general.
    Incluso, más allá de quedarme con la película, y tras leer el segundo libro e ir por mitad del tercero, no sé cómo narices van a poder 'arreglar' la historia de los libros para hacer algo bueno en la pantalla. Espero que tengan una idea previamente bien planteada, porque cualquier cosa que implique actitudes demasiado inmaduras (no es lo mismo los 16-18 años de los protagonistas del libro a lo que se ha visto en la peli), o recalcando lo equivocado que estaba Cuatro al no hacer caso a Tris desde el principio, sería una verdadera pena.

    ResponderEliminar