martes, 26 de octubre de 2010

Libro: 'El juego de la noche', de Sherrilyn Kenyon [Cazadores Oscuros #5]

Había olvidado por completo este libro y su correspondiente reseña, quizá porque ahora mismo no estoy aplicada en la lectura sino que me he pasado a ver series y doramas, pero hoy que tengo ganas de escribir en el blog y no se me ocurre nada novedoso por hacer, traigo la crítica que tocaba.

Como siempre, una ficha técnica:

Libro: El juego de la noche (Night play, 2004)
Autor: Sherrilyn Kenyon
Editorial: DeBolsillo
Género: romance adulto, paranormal
Año de publicación: marzo 2010
Edición: Rústica
Páginas: 330
Valoración: 8/10

¿De qué trata?
En los últimos meses, la tragedia ha golpeado a Vane Kattalakis y su familia. Por anteponer una promesa a las obligaciones del clan, por haber ayudado a los Cazadores Oscuros y haber puesto en peligro a los suyos, él y su hermano Fang han sido condenados a morir y se han convertido en proscritos. El destino se lo pone más difícil cuando, tras conocer a la humana Bride Mctierney, ésta es declarada su compañera y, en consecuencia, un blanco fácil para sus enemigos.

Cazadores Oscuros (5/?): Un amante de ensueño  //  Placeres de la noche  //  El abrazo de la noche  //  Bailando con el diablo  //  El beso de la noche  //  El juego de la noche  //  ...


Tenía ganas de hincarle el diente a este libro, ya que Vane es un personaje que aparece por primera vez en la historia de Talon y conquista enseguida con su carácter y apariencia. Al menos, a mí me llamó su raza, los katagarios, y la maldición que recaía sobre él. Al mismo tiempo, este número ofrece respuestas al mundo de katagarios y arcadios que se iba comentando pero no se desvelaban del todo las raíces de tan legendaria lucha.

En esta ocasión, la pareja protagonista ya hizo sus pinitos en la historia de Talon, apareciendo Vane como guardaespaldas de Sunshine y ésta siendo amiga de Bride. De ambos, mi preferida es Bride, por ser una protagonista entrañable que se muestra reacia a la fantasía y que a un chico como Vane se fije en ella. Con su complexión física, Bride siempre habla de la realidad, de la belleza exterior, y se la tiene jurada a figuras como Cenicienta, que se llevan siempre lo mejor.

Si bien la acción transcurre un par de meses después, Kenyon vuelve a deleitarnos con su familia de personajes pululando por las páginas y ayudando a los protagonistas en sus escarceos amorosos y maldiciones mortales. Al mismo tiempo, contamos con otros personajes nuevos, como Fang o Fury, hermanos de sangre de Vane, así como la aparición de futuros protagonistas, como Valerio, Wren o Tabitha, para ir abriendo boca de lo que nos espera.

Lo que más destacaría de la pareja protagonista es, sin duda, su amor y devoción. Bride es la primera protagonista entrada en carnes que Kenyon presenta, de voluptuosas curvas y tallas anchas, que aún así consigue encandilar a un hombre hecho y derecho como es Vane. Si bien recalcan una y otra vez que Bride es hermosa y tiene unos senos muy generosos, describir personajes masculinos de este género que se enamoran de chicas mundanas, que para nada son modelos o perfectas, desmitifica el concepto de que sólo las guapas consiguen a los más guapos. Claro que esto es una obra de ficción, pero no está de más el tener esperanza.

A estas alturas de la saga hay poco que comentar que sea novedoso o espectacular, aunque sí se agradece que Kenyon explique la guerra de arcadios y katagarios, como ya hizo con la historia de los apolitas en el libro de Wulf. Si bien es el tema principal de la historia y cómo afecta a Vane y los suyos, personalmente no he acabado de verle la lógica a todo. Katagarios y arcadios se diferencian por un par de conceptos mínimos como son la apariencia en el nacimiento o el sentimiento a una raza, porque en general se parecen demasiado y son varios los personajes que salen que abarcan ambos conceptos. Sin ir más lejos, Vane se presenta como katagario, pero al final se descubre que es algo más.

En general, es un libro que, como el de Wulf, aporta mucha información al mundo de los Cazadores y te muestra que la vida continúa para los personajes, pero que no ofrece una historia trepidante como los primeros. Contamos con las peripecias de un katagario, que no Cazador, por lo que nos quedamos estancados, en una pausa dentro de la trama. Aún así, Kenyon regala miles de anécdotas sobre los personajes que compensan esta parada.

Es un libro que recomendaría encarecidamente, yo llevaba esperándolo desde las primeras líneas del de Talon, porque Vane es muy carismático y enseguida te hechiza para conocer su mundo, los entresijos de su raza, su manera de vivir y, sobre todo, la pasión tan absoluta que tiene de amar.


2 comentarios :

  1. Ooohh el llibre del Vane és un dels meus preferits, em va agradar molt ^^

    És cert que els llibres de la Sherrilyn a mida que avancen potser no son molt novedosos i com els primers res... però tot i així la majoria son especials i m'han agradat molt. Sempre hi haurà algún llibre que resulti més fluix, però n'hi ha de molt bons.
    El d'en Valerio i la Tabitha per exemple em va agradar molt tmb, i és més durillu.

    Punt de l'historia d'aquest llibre (Vane) que m'agrada és que la protagonista Bride es encantadora i per un cop és una noia de talles grans, com bé dius.
    Estic dacord pràcticament amb tota la teva opinió ^___^

    I espero que segueixis llegint molts més llibres de la saga!!! ^o^

    Jo poc a poc vaig llegint Aquerón, però com no tinc molt temps... això, molt a poc a poc... el llibre és molt gran i no apte per a bolso, així que el llegeixo una mica quan no estic molt kao abans d'anar a dormir ^^

    Un petonet macaaaaaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  2. @HACHI, sí, tots els llibres em semblen especials, però en aquest he notat que no hi havia tant d'acció relacionada amb els Caçadors com els altres... però Vane m'ha enamorat igualment!!
    A veure si aconsegueixo un curro i em puc comprar la continuació, que vull llegir la història de Valerio!!
    Petonets, preciosa!!

    ResponderEliminar