domingo, 28 de febrero de 2010

Mundo cinéfilo: experiencias cinematográficas de hoy (15)

Me había olvidado por completo de esta sección por falta de tiempo para ver películas, pero como estos fines de semana he aprovechado para descansar en vez de salir, vuelvo a la carga. No he ido al cine, porque no está horno para bollos, así que paso a comentar pelis visionadas online que mayormente no son de estreno:


Jennifer's body (2009)

Needy (Amanda Seyfried) y Jennifer (Megan Fox) se conocen desde pequeñas y, pese a sus diferencias sociales, son amigas íntimas. Needy no destaca precisamente por su belleza y es algo tímida y recatada, pero siente un gran cariño por Jennifer, que siendo la chica más popular del instituto, siempre está con ella y no la ha abandonado. Las cosas cambian cuando una noche Jennifer se va de fiesta con una banda rockera y vuelve convertida en algo mucho más infernal. Y que tiene un hambre voraz.

Típica película para adolescentes hormonados con trama ínfima cuyo máximo objetivo es que todos y cada uno de los planos de la historia sean protagonizados por el cuerpo ¿suculento? de Fox. Absolutamente vomitiva, repetitiva, insultante y degradante, prefiero ver mil veces una peli de Paris Hilton, que al menos de río de su cara de puerca, que pensar qué sentido tiene lo que cuenta la historia. Para mondarse de risa que la gente se crea que Fox va por ahí contoneando las caderas, interpretando bien su papel diabólico con una cara angelical cuando lleva escrito con permanente negro en la frente "soy una puta guarra" y diga que es virgen, con un estúpido (y poco documentado) exorcismo sobre random demonio que pasaba por allí... ¿y qué es esa mierda de final, con tintes sobre lo bonita que es la amistad? ¡Ni que esto fuera un shonen! Por favor... Todos los personajes son odiosos, cargan a sus espaldas sus propios clichés y dan ganas de asesinar al guionista de semejante bazofia.
Lo mejor: ¡que no hay segunda parte!
Lo peor: Megan Fox.
Sentencia: NO.


¿Hacemos una porno? (Zack and Miri make a porno, 2008)

Zack y Miri han sido compañeros de facultad y, tras graduarse, se fueron a vivir juntos para compartir gastos. La vida no les ha ayudado demasiado y, tras acudir al décimo aniversario de la graduación, les cortan la luz y el agua por falta de fondos. Desesperados por conseguir dinero para pagar el alquiler, elaboran una estrafalaria idea que podría hacerlos millonarios en un breve período de tiempo: rodar una película porno. Tras montar el cásting y el atrezzo, está todo preparado, pero entonces les asalta una nueva duda... ¿el acostarse juntos cambiará las cosas entre ellos o podrán conservar su amistad?

Una historia que, tras semejante título y un tráiler un tanto desvergonzado, arranca una sonrisa a cualquiera. Una trama sencilla donde la gracia reside en los personajes y los absurdos (y malhablados) diálogos entre ellos, siempre con el sexo como protagonista. Es todo inverosímil y más de un personaje es una sátira del propio prototipo, sin duda laguna para parodiar el mundo del cine porno. Una película muy amena y divertida en donde una idea gesta a otra sin saber por dónde podrán tirar los personajes. La calma se asienta cuando afloran los sentimientos de los protagonistas, lo que quizá le resta bastante encanto a la comedia. Los mejores momentos, sin duda alguna, son el proceso del casting y la elaboración de "La guarra de las galaxias". Eso sí, planos detallados de pechos, hay para hartarse.
Lo mejor: La guarra de las galaxias.
Lo peor: el protagonismo paulatino de la historia de amor que desbanca a lo bizarro.
Sentencia: muy recomendable.


17 otra vez (17 again, 2009)


Mike O'Donnell (Matthew Perry/Zac Efron) era una estrella del baloncesto en el instituto, de la promoción del 89, a quien se le abrían las puertas del futuro para la mejor universidad de todas. No obstante, renunció a su sueño para casarse con su novia, Scarlett, que estaba embarazada. Ahora, con 37 años, O'Donnell siente que ha desperdiciado su vida y empieza a desear volver a su gloriosa adolescencia... cuál es su sorpresa cuando así lo consigue. ¿Pero esto es una oportunidad para recuperar su vida o para darse cuenta de que está a punto de perder lo que más ama?

Una película que me encanta pese a que la gente haga morritos al ver que la protagoniza Zac Efron. Pese a todos los prejuicios que se haya podido labrar por la trilogía de High School Musical (que no sé de qué coño se queja si gracias a la factoría es quien es), Efron me parece un buen actor y queda patente que consigue desvincularse de su carrera como estrella teen de Disney. Es una historia entretenida, que no original porque se ha explotado hasta el infinito la idea de volver a ser joven, pero que divierte fácilmente. Como siempre es amena la idea de solapar dos visiones de la adolescencia, la arcaica de O'Donnell junto con la actual y ver todos los embrollos en los que se mete por defender factores como la castidad o el respeto. Y sin duda alguna destacar al mejor amigo de O'Donnell, Ned, que le acompañará en su camino para buscar la verdad, interpretado por Thomas Lennon, que protagonizará un sinfín de escenas relacionadas con el mundo del frikismo.
Lo mejor: Thomas Lennon.
Lo peor: no es original.
Sentencia: muy recomendable.


Tiana y el sapo (The princess and the frog, 2009)

Tiana es una joven muy enérgica que reside en Nueva Orleans cuyo sueño es abrir un restaurante, última voluntad de su padre, y para ello trabaja día y noche sin darse ningún descanso. Un día, su amiga Charlotte la contrata como pastelera para dar la lujosa fiesta de bienvenida del príncipe Naveen, con quien pretende casarse. La cuestión es que Naveen ha sido maldecido por un mago y ahora es un sapo que, confundiendo a Tiana con una princesa, le ruega que le bese... pero que acaba en catástrofe al convertirse ella también en rana. Empieza así una desenfrenada huida por encontrar el remedio a la maldición antes de que el mago se haga con sus cabezas.

Estaba impaciente por ver esta película, con todo el boom que le han dado por ser una princesa negra y por haberse producido con las técnicas de antaño, y me ha defraudado bastante. Tiana no me ha demostrado ser un personaje digno de admirar, no evoluciona en ningún momento porque está cegada en su sueño, e incluso después de descubrir que está enamorada, sigue en su empeño de abrir el restaurante. Por parte del príncipe me parece muy feo, por no decir poco educativo, que se muestre su figura a un público infantil como un viva la virgen cuyo objetivo en la vida sea casarse con una chica que lo mantenga, que no cambie de opinión durante la película y encima se jacte de no haber trabajado en su vida. Además, todo este rollo del color de la piel me parece una excusa barata que pone Disney para que la sociedad afroamericana se calle la boca temporalmente. Por todo lo demás, la historia me ha parecido sosa, te ríes en algunas escenas pero al intentar renovar el cuento pierde toda su gracia y la mayoría de momentos buenos son protagonizados por la luciérnaga. Me parece muy superficial el enamoramiento que sufren ambos protagonistas, que dura una canción exacta (¡cuando se odiaban en la anterior!) y que Naveen piense en pedirle la mano sin ni siquiera conocerla sólo porque le han enamorado cómo brillaban sus ojitos. Ah, y la reconversión en humano, se coge por los pelos. Eso sí, la animación muy bonita, como la de antes, que recuerda fácilmente la infancia.
Lo mejor: la animación.
Lo peor: la superficialidad de los personajes.
Sentencia: para verla online.


Precious (2009)

Precious (Gabourey Sibide) es una adolescente de 16 años con una vida bastante desastrosa, sufre problemas de sobrepeso, vive en uno de los peores barrios de la ciudad, su madre la maltrata y está embarazada de su segundo hijo. Sin saber muy bien qué hacer con su vida, y tras expulsarla del instituto por su embarazo, llega a una escuela alternativa para jóvenes con problemas. Allí, pese a todo pronóstico, empezará a ver con claridad qué quiere en su vida, a decir lo que piensa y lo que siente, aunque el camino no será nada fácil.

Una película absolutamente desgarradora, cruel y escalofriante que te hace valorar la vida que tienes. Una genuina obra de arte que nos adentra en los suburbios y nos habla de las familias más necesitadas y desprovistas de un rumbo, que van dando palos de ciego y se agarran a lo que pueden. Precious es una chica que podría ser cualquiera, una joven que sueña despierta y quiere cumplir sus objetivos, pero que debe agachar la cabeza ante la crueldad que le depara la vida y contentarse con lo poco que tiene. Una historia altamente triste que hará estremecer a cualquiera, derramar lágrimas por alguien que por suerte no somos pero, ante todo, alegrarse por las pequeñas bocanadas de aire y felicidad que llegan a la protagonista. Sibide es una actriz de infarto que logra transmitirte con una simple mirada todo el dolor e impotencia que lleva dentro, pese a su pose de indiferencia y su arrastramiento de palabras, que te conmueve de principio a fin.
Lo mejor: Precious.
Lo peor: escenas muy crueles.
Sentencia: indispensable.


Los sustitutos (Surrogates, 2009)

El mundo ha evolucionado de tal manera que ahora es posible llevar una vida altamente segura y feliz gracias a los sustitutos, máquinas cibernéticas embutidas en cuerpos perfectos que la población puede controlar tranquilamente a través del cerebro en la comodidad y seguridad de su casa. Desde su creación, el vandalismo ha desaparecido y la gente es feliz teniendo una vida perfecta sin tener que salir de sus casas. La situación cambia cuando alguien reacio a los sustitutos crea una máquina capaz de destruirlos y, al mismo tiempo, matar al portador. Será entonces cuando Tom Greer (Bruce Willis) entre en juego y descubra que está delante de un proyecto mucho mayor, un complot que pretende destruir a sustitutos y portadores. Luchando a contrarreloj, Greer empezará a preguntarse si merece la pena salvar una humanidad que ya está muerta o si merece la pena volver a sentirse humano.

Otra película que tenía ganas de ver por lo que me recordaba a Yo,robot y ha resultado ser, sinceramente, bastante mala. Totalmente caótico, sin una trama definida, unos personajes con menos carisma que las cejas de la rana Gustavo y un final para echarse a reír por no llorar de la vergüenza que provoca. No voy a negar que la idea que plantea es muy buena, un futuro que muchos se esperan, aunque el planteamiento del film es justamente lo que falla. Hay interrogantes por todos lados, acabas de ver la película y aún no te ha quedado muy claro qué sentido tenían los sustitutos para el mundo, a qué coño se referían con eso de vivir feliz y de manera segura si te pasas el puto día tumbado en una cama viendo como un robot hace tu vida por ti (te sigues enfrentando a la muerte, pero bueno) ni los bandos que se enfrentaban, ¡ni siquiera por qué lo hacían realmente (¿no era más fácil que cada uno hiciera su vida y listo?)!. El pasado de Greed no me queda claro del todo, no hacen hincapié en ese dolor que lleva dentro y que se reconcilie con su mujer en los créditos finales es ya para mondarse. No hablemos del final, que es para escupir a los productores. Te pasas la hora y pico viendo un supuesto complot contra el mundo por unas maquinitas, te esperas el fin del mundo acompañado de una batalla futurista y apocalíptica y, oh, pulsando el Enter se salva a todo dios. Apaga y vámonos, de verdad.
Lo mejor: a fin de cuentas, los efectos especiales.
Lo peor: guión indefinido.
Sentencia: verla online.


Y se acabó por hoy. 

sábado, 27 de febrero de 2010

[Universidad] Diario de una becaria (4)

En esta semana también han ocurrido cosas que deben ser contadas, si bien nunca llegaré al patetismo del incidente del casino, como siempre, allí donde voy, meto la pata. Pero como novedad decir que esta semana ¡he conocido a un par de famosillos!

El desliz ocurrió cuando fui a la presentación del Día Mundial del Donante de Sangre en Barcelona. Era en el Palau de Pedralbes y había muchísima gente, con un montón de guardias de seguridad y una organización muy estricta. No era para menos porque iban varias personas del gobierno, entras ellas la consellera de Salud M.Geli. Total, yo como siempre, iba perdida, y no sabía exactamente dónde se sentaba la prensa, ya que habían dispuesto varias salas. Eso que, dando vueltas, advertí a un hombre así jovencito, todo quieto y mirando muy serio a la gente. Aunque iba con traje, me pensé que era un guardia, y me acerqué a preguntarle dónde podía sentarme. Al hablarme, me di cuenta que me sonaba un montón su cara, pero pensé que quizá lo hubiera visto en otro sitio. Él me dijo que no tenía ni idea, que preguntara a otro, y me despedí de una manera muy borde, sin darle las gracias, pensando que era un incompetente. Pues bien. Ese incompetente resultó ser Francesc Mauri, presentador de TV3 (el canal autonómico catalán) que había sido invitado para presentar el acto. Lo de 'tierra trágame' se queda corto para cómo me sentí.
El otro famosillo que conocí fue Valeriano Campillos, antiguo locutor del programa ¡Anda ya! de Los 40 principales que escuchaba todos los días y me encantaba. Me lo tropecé por la calle y hasta que no hubieron transcurrido 10 segundos, no me di cuenta que era él. Me quedé en estado de shock en medio de la calle, pensando en si podría pedirle un autógrafo o qué, pero al final me quedé con las ganas porque él iba discutiendo con una mujer y no me pareció el mejor momento... ¡ains, cómo adoro a este hombre!

Esta semana he salido varias veces en la televisión ya que me enviaron a actos donde estaban las cámaras. Se me ve de espaldas, pero mi madre me ha reconocido siempre por mi inconfundible pañuelo rosa y mi melenaza extra lisa. Para que luego digan que no se me identifica.
Y para terminar, ayer me quedé en redacción para cubrir la noticia de Salt, y me pasé la mañana llamando asociaciones y afectados para que me dieran su visión de los hechos. La verdad que me gustó mucho porque fue algo diferente, muy ameno, además que mi tutora me dijo que prefería que me quedara en la agencia y mandó a otra en mi lugar para que fuera a la conferencia que tenía asignada para ese día. ¡Vamos, que me sentí útil y todo!

jueves, 25 de febrero de 2010

[Serie] 'Los protegidos': Comentarios

Se me pasó hacer el post correspondiente de la semana pasada, pero no vi el capítulo entero hasta el sábado, y para lo poco que quedaba el estreno del siguiente capítulo, he alargado la espera. Ahora comento ambos y listo.
PUEDE CONTENER SPOILERS.

Primero, me acordé irremediablemente de Yer_Soul que comentaba que Lucas podría ser el personaje gay, y cuál fue mi sorpresa cuando, en ese mismo capítulo, se le toma por homosexual al haber dicho que lo echaron de casa por ser "diferente". En fin, me estuve partiendo un ratito, aunque parece que en el capítulo del martes no dio más de sí el tema, y tras haber recuperado la amistad con Hugo, nadie recuerda que Lucas declaró que era gay. La verdad que con este pequeño protagonismo parece que le personaje se ha desarrollado un poquito más, el actor ha mejorado bastante y, ahora, veo que consigue plasmar mejor su faceta tímida. Además que habla un poco más, ya hemos visto su manera de salvar el culo a Mario. Aunque a Jimena le va a dar muchos dolores de cabeza al haberla dejado como una alcohólica, ¿no?
Del capítulo de la semana pasada tengo poco más que comentar, sólo que me dio penita Mario al declarase a Jimena y que ésta siguiera cegada por la desaparición de su hija. Que sí, que duele mucho, pero con lo gracioso que es Mario... xD

Pasemos al capítulo de esta semana... primero, la vecinita me tiene harta, ¿soy la única que quiso que se cayera de verdad por aquel barranco? sé que el personaje tiene que ser así, pero se hace realmente insoportable, entre las caritas que pone, esos morritos, esa horrible diadema (¡dios!) y el tonito de la voz... dale erre que erre que Culebra es suyo, hija, ¡qué pesadita!
Me jodió bastante que se besara con Culebra, que ahora mismo está en una estúpida faceta de 'me mola Sandra pero no sé si me puedo declarar en este capi' y aplicamos el cuento a la otra implicada. Odio que las series hagan este tipo de chorradas, miraditas y sonrisitas, pero siempre pase algo que obligue a volver al punto de partida. ¡Si querías ir de excursión con Sandra, habérselo pedido, joder, no haberte quedado ahí para que se te lanzara a la yugular la vecina! Ains...
Como dato curioso, no creo que nadie se haya dado cuenta pero es que me gusta observar cada detalle, cuando Sandra entra en el cuarto de Culebra y éste está escuchando música, decir que lo que escucha es, justamente, una de sus canciones. Recuerdo que Culebra es cantante de hip-hop. Esa publicidad subliminal...

Por todo lo demás, cada vez me gustan más las escenas de Mario porque aportan una ternura a la serie con la que te es fácil encariñarte. Como siempre, a este hombre le pasa de todo, y después de liarla con los niños y que Borja se creyera 'Superborja' (¡cómo me reí!), al final consigue el puesto de profe. El monólogo sobre 'los poderes molan' me sobró cantidad, y me quedé estupefacta cuando vi que ¡la profesora está en el ajo! Todas mis sospechas recaían en el director, que veía muy seco y sospechaba que tendría algo que ver, pero para nada me esperaba que ella estuviera metida... a ver qué piensa hacer, que parece que le hacía ojitos tiernos a Mario.

Y en cuanto al avance del próximo capítulo, que Culebra se hace invisible y lo atropellan... con él lo de "no le vi venir" en un parte de accidente adquiere niveles insospechados...

¡Superborja!

lunes, 22 de febrero de 2010

¡50 seguidores!

Y seguimos celebrando cositas en este blog, como es que hemos llegado a la preciosa cantidad de ¡50 seguidores!
Madre mía, si parece que fuera ayer que celebraba tener 10 seguidores, que ya me parecían muchos, ahora con 50 no me lo acabo de creer. Sé que muchos no llegan a dejar comentarios, son espectadores en la sombra, pero igualmente os estoy muy agradecida por dedicarle aunque sean dos míseros minutos del día a leer las paridas que llego a poner por aquí. No hablemos ya de los que siempre os molestáis en comentarme y en darme vuestra opinión. ¡Me encanta leer vuestros comentarios!.

De nuevo, muchas gracias a todos por leerme, comentarme y, aún más importante, ¡soportarme!. Sin vosotros este blog no hubiera avanzado y aún se estaría muriendo del asco por haber nacido para una asignatura de la universidad...
Como siempre, una imagen para dar las gracias, y como he vuelto a aficionarme al grandioso de Jensen Ackles, pongo aquí una de mis últimas adquisiciones, cortesía de Google. Porque las obras de arte se tienen que compartir.


De nuevo, ¡¡mil gracias a todos!
!



sábado, 20 de febrero de 2010

[Universidad] Diario de una becaria (3)

Vuelvo a la carga con mis experiencias prelaborales, esta vez en una semana que ha sido movidita y estresante, de tal manera que hoy me ha sido imposible levantarme de la cama del cansancio y el estrés acumulado de estos días. Y es que no estoy acostumbrada a madrugar, puesto que en el semestre anterior entraba a las 12 a clase (si es que iba, directamente) y la propia excitación que me producen las prácticas me dejan exhausta y a mitad de semana se me hace eterno llegar al fin de semana.

En fin, pues como decía, ha sido una semana movidita, a excepción del lunes, he salido fuera todos los días para cubrir ruedas de prensa, a ello también hay que sumarle que el jueves tuvimos que hacer sustitución de una que se había roto una pierna, por lo que la faena fue el doble, y además he empezado clases. Una semana mortal. Aún no sé de dónde estoy sacando las fuerzas para escribir esto.

Lo gracioso ocurrió justamente el jueves. Me mandaron a cubrir una noticia sobre las estadísticas de los teatros catalanes del 2009, que se celebraba en el Palacio de la Virreina. Como soy de fuera de Barcelona (en la redacción me llaman chisposamente "la del Vallès Oriental", pero no vamos a entrar en detalles geográficos porque sino más de uno debería volver a sacarse primaria), busqué la dirección por Google Maps y allá que me fui donde me habían dicho. Cuando llegué al punto de encuentro según el mapa, me encontré con un casino. Un tanto extrañada, pero pensando que había estado en ruedas de prensa más estrambóticas, entré. Nada más poner un pie en el antro me echó seguridad a patadas. Intentando explicarme, dije que era reportera y que venía a una rueda de prensa, pero hicieron caso omiso a mis argumentos y me espetaron que la entrada estaba "prohibida a menores de edad". Sin dejarme, en fin, sacar el carné que confirmara que me conservaba muy bien pese a mis 22 años, me vi en la calle sin saber dónde coño era la conferencia. Y totalmente indignada. Al final resultó que Google Maps me había engañado y era en otro sitio (las Ramblas), pero le guardo rencor infinito a ese estúpido casino. Madre mía...

Por todo lo demás, como siempre, todo fantástico. Esta semana además me he aprovechado de los envíos de las editoriales y he echado mano sin miramientos de aquello que me interesaba. Destacar que también llegan cómics (que no manga) y, como nadie los quiere, tengo carta blanca para abalanzarme sobre ellos. También me he hecho con un libro de una escritora nueva que me ha llamado muchísimo la atención, además de tener una edición preciosa, aunque con la falta de tiempo y el cúmulo de libros que tenía antes de empezar prácticas, se me hace imposible prestarles atención a todos...

Compaginar prácticas con clase es un verdadero asco, pese a que sólo tenga que ir dos veces por semana a clase, estoy pensando seriamente si echar mano de apuntes de patatatabrava o qué. La asignatura que me queda es un absoluto tostón, Políticas de comunicación, y aunque la profe sea simpática, no me entero de nada. Además, las clases acaban tarde y luego me espera una hora de tren hasta llegar a casa. Palpita en mí el deseo de ser una estudiante campanera...

Y hasta aquí las novedades de esta semana. Ahora me espera un finde productivo de NO hacer nada, recuperar fuerzas, ver muchas series, disfrutar de la testosterona de los protagonistas de 'Sobrenatural' y leer todo lo que pueda.
La que viene, más.

domingo, 14 de febrero de 2010

[Universidad] Diario de una becaria (2)

Volvemos a la carga para explicar cómo ha ido mi segunda semana en el mundo laboral, mucho más variopinta que la anterior. La verdad que en solo dos semanas he conseguido un buen ritmo y mi tutora está muy contenta, dice que me he adaptado muy rápido y que cometo muy pocos errores. La verdad que eso me anima mucho, ya que aún me quedan cuatro meses, es mejor conseguir una adaptación rápida, pero mucho más importante es no perder el ritmo.

Me tocó trabajar el fin de semana entero, no este en el que me encuentro, sino el anterior. Oficialmente esto está prohibido porque los alumnos que aún no nos hemos licenciado, como tal somos becarios, no podemos trabajar más de 20 horas semanales, pero el director nos exigió trabajar mínimo un finde al mes para saber cómo se trabajaba en el turno de guardia. Total, que para no tener que pensar más en ello, me pedí el primer finde, además que seguramente como sería la nueva en mi primera semana, se me exigiría menos aún estando de guardia. Aún así no creo que se vuelva a repetir porque las universidades se han enterado de ello y le han prohibido que vayamos. Es irónico que se enteren a estas alturas cuando llevan años haciéndolo. En fin.
La verdad que fue bastante entretenido. El sábado me mandaron a pillar unas declaraciones de Sánchez-Camacho, del PP catalán, a quien, por cierto, le han hecho una desgracia en esa operación de labios. Me sentí alguien especial puesto que me vi rodeada de cámaras de televisión de cadenas importantes pese a que yo fuera una simple becaria. El domingo transcurrió en la redacción, escribiendo noticias y enviándolas a los medios. Cabe decir que todas las noticias que escribí ese día salieron luego por la radio, y para más inri, las locutaba una antigua compañera de clase.

Esta semana ha sido un poco más pacífica, quedándome la mayoría de días en redacción, supongo que porque había pocas noticias destacables a las que pudieran enviarme. Se hace un poco más monótono pero tampoco me importa demasiado, es divertido ver qué noticia te tocará moldear y adaptar para que sea publicable. Las pocas veces que he salido han sido para ir conferencias sobre políticos, algo un tanto irónico ya que no es mi sección y entiendo bastante poco del tema, pero parece que debo de hacer las noticias con un estilo muy mamado porque no se quejan. Pero en esta semana he conocido a un montón de políticos que ni siquiera sabía que existían y he presenciado el primer acto vergonzoso del periodista, cuando me mandaron a tomarle declaraciones a E.Maragall, éste salió por patas al ver las cámaras y los periodistas le fueron detrás haciéndole preguntas. Ver a esa gente con micrófono en mano intentando sonsacarle información desesperadamente y que el pobre hombre nada más musitara que le dejaran en paz fue realmente patético. ¿Es esto noticia o simple morbo?

Cosas guays que he descubierto en esta semana es el mundo editorial. Todos los días llegan paquetes de libros que mandan las editoriales para que los comenten en la sección de cultura. Al hablar de una cantidad considerable, después de una primera selección que hace el susodicho departamento, los que sobran nos los podemos quedar, totalmente GRATIS. Cuando me enteré de ello fue como ver el cielo abierto, ya que llegan libros de fantasía y novela romántica que obviamente ignoran en la oficina, e incluso libros de tapa dura y mucho antes de que vayan a publicarse. Esta semana sólo me llevé uno de romántica para casa, pero ya estoy deseando ver qué llegará mañana. Creo que los becarios no tenemos derecho a tales privilegios, pero yo pregunté si podía llevarme algo y me dijeron que sí. En fin, a quien madruga Dios le ayuda.

Y poca cosa más a destacar. Estar en la oficina no conlleva tanta emoción, pero también es un ambiente que me gusta, trabajando mientras conversas con los demás o desayunando gratis (siempre hay alguien que trae algo para que picoteen los demás), además que consigo plegar a mi hora exacta y sin contratiempos de última hora.

Esta semana además me ha llegado por fin el netbook que pedí para ayudarme en las prácticas. Cada vez que veo su tapa blanca me acuerdo del precioso rosa que no ha podido ser mío por caprichos del destino, pero es algo que voy a tener que superar y amortizar el dinero que me he gastado. No me llegó con el diseño que había pedido y voy a tener que esperarme otra semana, aunque en cuanto tenga el dinero pienso tunearlo a mi gusto.

En fin, a ver qué me depara esta nueva semana.

¡100 entradas!

Y con este post llego, por fin, a las 100 entradas. ¡Madre mía! Quién me iba a decir a mí que aguantaría tanto escribiendo en el blog, con lo rápida que soy tirando la toalla o cansándome de las cosas...
En fin, muchas gracias a todos los que me habéis seguido en el transcurso de estas 100 entradas, si bien entre algunas hay un intervalo de casi dos años e incluso hay entradas con un contenido tan frívolo como lo que me he comprado, pero me lo he pasado muy bien exponiendo mi visión de las cosas y compartiéndolas con vosotros.
Espero poder llegar a las 200, ¡e incluso más! Hay que ser positivas y, ante todo, tener mucha fe... xD

Para seguir con mi línea de imágenes repletas de testosterona, esta vez pongo a mis queridos hermanos Winchester en una actitud amistosa que bien podrían estar celebrando las 100 entradas de esta su gran fan incondicional. Ains, quién pudiera ser súcubo...!



De nuevo, ¡gracias a todos por leerme!

sábado, 13 de febrero de 2010

Momentos épicos laborales

Después de una dura semana madrugando mucho y pencando en las prácticas, hoy iba a ser un día perfecto, con un plan específico y detallado de NO hacer nada, de recuperar las fuerzas que he ido perdiendo a lo largo de las semanas, pero lo he visto todo truncado cuando, a última hora, me ha llamado mi jefa para que fuera a sustituir a una.
Total, que a regañadientes he ido a hacer el turno del sábado-tarde, porque en crisis nunca hay que decir que no al dinero, y cuando he entrado en la tienda me han asaltado los recuerdos. Este turno hacía más de un año que no lo hacía tras cambiarlo por ir entre semana, y me he reencontrado con clientes que se acordaban de mí, y yo de sus caprichos para el café.
Siempre he comentado las anécdotas que me han pasado a lo largo de los años en este trabajo, ya que de cara al público siempre se ve de todo, pero esta tarde me he acordado de los epics moments que ponía en el fotolog hará un año, así que, para recordar esos viejos tiempos de surrealismos, voy a ponerlos todos por aquí. ¡Espero que os gusten!


Conversación telefónica:
Cliente: Hola, sí, mira, quiero 2 bocatas de jamón en pan de viena y un bocata de tortilla con...
Saru: Sí, vale, pero esto es el horno. No se hacen bocadillos. Se hacen en la granja. ¿Le doy el número de teléfono?
Cliente: Uy, sí, gracias. No volverá a pasar.
* Lleva dos meses llamándome todos los sábados pidiéndome los mismos bocatas. Y no se entera*

Entra un señor mayor muy enfadado en hora punta:
Cliente: tú, niña, ¿cómo te atreves a cobrarme de más? ¡¡Devuélveme mi dinero!!
Saru: *W-T-F?*
Cliente: Sí, que me has cobrado 35 céntimos de más. ¡¡Devuélveme mi dinero!! ¡Esta juventud, ya os vale!
Saru: Señor, creo que se está confundiendo. Creo que ha ido a comprar el pan a la panadería de al lado, que son más caros.
*Señor se da cuenta de su error y se va corriendo, igualmente indignado. Aún espero una disculpa XD*

Conversación telefónica again:
Cliente: Hola, sí, mira niña, soy la de antes.
Saru: Ah, claro, dígame *quién coño es?*
Cliente: Que te he encargado eso de antes, quiero que me añadas una dedicatoria bien guapa, ¿eh?
Saru: Claro *En serio, el qué?*
Cliente: Pues venga, chata, hasta mañana.
*WTF?*


*Entra chico súper snob a la tienda. Se para delante del mostrador, se quita las gafas de sol de marca, se pasa una mano por su pelo engominado fashion y mira qué hay*
Snob: ¿Tienes 'baguette'? *pronunciado como si hubiera estudiado un máster*
Saru: Sí.
Snob: Pues ponme una 'baquette'. *la coge con estilo* ¿cuánto es?
Saru: 1 euro.
Snob: DIOS, QUÉ CARO, NO LA QUIERO!
*Cliente snob me devuelve la 'baguette' indignado y se va. Aún estoy en estado de shock XD *

*Cliente ecologista hippy entra en la tienda*
Hippy: Hola, ¿vuestros productos son naturales?
Saru: Claro.
Hippy: ¿Qué productos usáis?
Saru: Margarina 100% vegetal.
Hippy: Oh, díos mío, seréis herejes. ¿Por qué usáis estos productos tan contaminados por productos químicos, cuando podríais usar materials que nos ofrece directamente la naturaleza? Así está el mundo, con casos de obesidad infantil, colesterol y demás. ¡Vosotras, las pastelerías, deberíais ofrecer productos sanos a vuestros clientes! Ponme un Donut (c)
Saru: *W-T-F?!*

*Entra un chico con un juego de ajedrez. Se sienta en la barra y decide entablar conversación conmigo. Después de 3 horas y 5 cervezas, su vida ya no es ningún misterio para mí. Me ofrece jugar al ajedrez, pero declino porque estoy trabajando. A la hora de cerrar, le digo amablemente que se pire para casa.*
Chico: ¿Te espera alguien en casa ahora?
Saru: ¿? Sí, claro.
Chico: Era para acabar la partida de ajedrez. ¿Tienes media hora libre ahora?
Saru: No.
Chico: Podemos ir a cenar por ahí. Y después, a "jugar"...
Saru: ... OWNED!!

*Entra de nuevo el chico del capítulo anterior, esta vez sin ajedrez. Viene con un libro acerca del amor en la distancia, que me recomienda que lea. Lo rechazo y digo que a mí me gustan los libros de sufrimiento y sangre (?). A continuación, empieza a hacerme preguntas indiscretas sobre mi vida privada, aficiones y amistades.*
Chico: Perdona por tanta pregunta, soy un poco pesado. Ahora sólo falta preguntarte si tienes novio, ¿eh?
Saru: JE JE JE
*En la escena siguiente, Saru se abalanza sobre le teléfono y llama a su casa para rogarle a su madre que venga a recogerla al trabajo*

*Entra una parejita de adolescentes asquerosamente acaramelados. Se paran delante del mostrador y escogen pastas para llevar entre arrumacos y cursilerías.*
Novio: Mira, ponme este chucho de chocolate.
Saru: ¿Chucho? Nosotros no hacemos chuchos. ¿Te refieres a esto, una caracola de chocolate?
*Novia me fusila con la mirada. He contradecido a su querido novio*
Novia: Perdona, pero si él dice que es un chucho, es que lo es, ¿vale?
Saru: Es una caracola, no un chucho. Y si quieres, te enseño la carta para que lo leas.
Novia: Mira, ponme el CHUCHO, que nos vamos.
*Se lo pongo. El cliente normalmente lleva la razón. Normalmente. Veo cómo se marchan y cuchichean mientra me miran.*
Novia: Y la niñata esta... ¡Zorra!.
*¡¡Ojalá se te rompa el condón, tu mierda novio sea impotente y acabase yéndose a la otra acera!!. POR LISTA.*

*Entra una señora para una queja*
Señora: Mira, niña, tú me has cobrado bien, pero la chica de ayer, no.
Saru: ¿La chica de ayer?
Señora: Sí. Una chica así, bajita, morena, con flequillo, gafas de color rosa, como tú. Me cobró mal. 5 céntimos de más. Díselo, eh? Qué despistada.
Saru: Vaya, qué chica tan poco eficiente. Se lo diré.
*Qué irónico, esa "chica de ayer" soy yo...?*

*Entra cliente a la tienda y se para delante del mostrador*
Saru: Hola, dígame.
Cliente: ...
Saru: ...
Cliente: ...
Saru: ...
Cliente: ... *se va corriendo*
Saru: ... LOL

*Entra una señora mayor. La conversación transcurre en catalán, pero traduzco para los demás.*
Señora: Mira, niña, quiero un pastelito pequeñito para mi aniversario de boda.
Saru: Claro. ¿Quiere que le escribamos algo?
Señora: Sí, pon "Feliç Cumpleanys".
Saru: ... Señora, 'feliç cumpleanys' no existe, es un castellanismo. O le ponemos 'Feliz cumpleaños' o 'Feliç aniversari'.
Señora: Mira, niña, no me seas tonta. Todo el mundo sabe que feliz cumpleaños es para los cumpleaños, y feliç cumpleanys, para los aniversarios de boda.
Saru: *L-LOL, me está vacilando A MÍ, que era de las primeras en lengua, una vieja chocha que posiblemente haya sufrido las consecuencias de cualquier genocidio cultural contra el catalán??!!* Tiene usted razón.
Señora: Si es que ya se lo digo a mi marido, ¡menos beber y más estudiar!
*Ganas de matar aumentando...*


*Entra un señor para hacer un encargo.*
Señor: Hola, mira, querría un pastel.
Saru: Claro, ¿de qué lo querría?
Señor: Pues de qué va a ser, ¡de pastel!

*Entra un señor de cara a la cafetería.*
Señor: ¿Hacéis cafés?
Saru: ...

*Entra en la cafetería la típica madre rica con niña repelente y consentida. La susodicha, después de estamparme las babas en todos los mostradores, se acerca a darme una orden cual esclava.*
Niña: Tengo sed.
Saru: Lo siento, guapa, pero así no se piden las cosas. ¿Qué se dice...?
*Niña recapacita durante un instante*
Niña: Oye, tú, que tengo sed.
Saru: ...

*Entra un señor y se para delante del mostrador repleto de pasteles.*
Cliente: Vaya, hombre, no os quedan pasteles.
Saru: ... em, sí. Está el mostrador lleno.
Cliente: No me mientas, niña. Todo el mundo sabe que esto son tartas.
Saru: ... ¿?


jueves, 11 de febrero de 2010

Libro: 'Un amante de ensueño', de Sherrilyn Kenyon [Cazadores oscuros #0]


Con este libro puedo declararme ya una fan del género romántico/de empotramiento y tengo intención de leer más y más historias de este tipo. Quién me iba a decir a mí cuando, antaño, ponía cara de asco al pasar por la sección romántica, y ahora es de lo primerito que miro cuando entro en una librería. Y es que, aunque siempre traten de lo mismo, si tienen una buena historia, como esta que voy a comentar ahora, no importa el género.

Como siempre, la ficha técnica:

Libro: Un amante de ensueño (Fantasy Lover, 2002)
Autor: Sherrilyn Kenyon
Editorial: DeBolsillo
Género: romance adulto, paranormal
Año de publicación: 2006
Edición: Rústica
Páginas: 398
Valoración: 9/10

¿De qué va?
La extraña maldición que pesa sobre Julian de Macedonia desde hace 2.000 años le ha condenado a pasar una eternidad atrapado en un libro hasta que una mujer lo invoque para satisfacer sus deseos. Esclavo sexual, al fin y al cabo, Julian ha tenido mucho tiempo para perfeccionar sus habilidades. Pero cuando Julian es convocado para ser el amante de Grace Alexander durante un mes, descubre en ella a la mujer capaz de hacer realidad un sueño oculto: un amor que llene el vacío de su corazón y, quizá, sea capaz de poner fin a la maldición.

Cazadores Oscuros (0/?): Un amante de ensueño  //  Placeres de la noche  //  El abrazo de la noche  //  Bailando con el diablo  //  El beso de la noche  //  El juego de la noche  //  ...


Antes que nada, darle las mil gracias a Hachi, que fue quien me dio a conocer esta saga de libros tan fantástica y a la que pienso aficionarme sin parar en cuanto me haga con los siguientes. Has creado un monstruo, ya has comprobado que devoro los libros y si encima tocan el tema sobrenatural o la mitología, ya es para echarse a temblar, pero te estoy muy agradecida. Te dedico esta crítica, espero que esté a la altura de tus expectativas.

El libro a comentar es el número 0 de una saga llamada 'Cazadores oscuros', que si bien no tiene relación directa con la trama, nos sirve para situar algunos de los personajes que saldrán más adelante así como para hacerse una idea del modus operandi de las historias. La mayoría de historias, y espero no equivocarme, están relacionadas con la mitología griega/romana, por lo que es frecuente ver pulular por las páginas a los dioses del Olimpo y hacer de las suyas con los protagonistas. A todo esto hay que añadirle mucha acción y, sobre todo, una apasionante historia de amor (con las escenas 'nocturnas' que eso conlleva).

Lo que más me ha gustado de esta entrega es la presencia constante de la mitología y la documentación de personajes para ella. Se nombran un sinfín de personajes antiguos y se te informa de ellos con todo detalle. No toco historia antigua desde Bachillerato (hice Humanidades) pero la verdad que fueron los mejores años de mi vida y disfrutaba empollando esta época, por lo que encontrármela en estos libros ha sido una gran alegría. Es original al mismo tiempo cómo la autora ha insertado personajes mitológicos y divinos en la época actual, encontrándome a Eros con Psique vestidos de moteros o Afrodita luciendo un carísimo vestido de Armani para la ocasión. Además, Julian se sitúa en la misma época que mi queridisímo Alejandro Magno, por lo que mi regocijo no puede caber a más.

La trama es interesante y es un punto a favor encontrarse un hombre de esclavo sexual. Pese a que pueda ser predecible el final a causa de la maldición que se plantea, es una historia muy tierna y que te llega al corazón fácilmente gracias a sus personajes. Si bien el misterio sobre la maldición y las conjeturas sobre romperla avanzan a paso de tortuga, es un libro totalmente ameno porque nos habla del día a día de los dos protagonistas, que si bien más de un capítulo no aporta información importante, es muy interesante y nos acerca los personajes a algo más realista y espontáneo.

Julian, que en un primer momento puede parecer un personaje plano que sólo está ahí para abrirle las piernas a la protagonista, se consigue fácilmente el cariño del lector por su trágico pasado y la manera en que carga con sus culpas y pecados. Aún así, también hay que destacar su picardía, siempre con algún comentario jocoso subidito de tono que saca los colores a cualquiera. Además, las escenas en que intenta adaptarse al mundo actual son muy divertidas porque pone en duda conceptos que nosotros suponemos de antemano.

Grace, por otra parte, es una chica con la que se podría identificar una fácilmente, porque además de que queda claro que es una chica del montón y por lo tanto da esa sensación de 'podría pasarle a cualquiera', se siente intimidada por semejante hombretón pese a tener un carácter fuerte y se pasa medio libro luchando entre la libido y la razón. Y no veas.

Hablemos de esta historia de amor. Me ha llegado al alma. Pese a ser reticente a las mariconadas y todas esas polladas que hace la gente y que cuando veo una pareja enrollarse en el tren me entran ganas de repartir hostias, me ha emocionado e incluso he soltado una lagrimilla con el final. Aun teniendo miles de escenas eróticas y unos polvetes de los grandes, en el fondo hablamos de una bonita historia de amor que se forja entre dos personas desconocidas que el mismo destino ha hecho coincidir. Los últimos capítulos son realmente duros, te hacen sufrir al ver el dolor que destila Julian por culpa de su maldición, no mencionemos ya de su último acto para salvar a Grace, que aunque me hizo gritar indignada, me pareció muy bonito.

En fin, totalmente adictivo, lo he devorado sin miramientos y he saboreado cada página de esta historia. Ahora estoy deseando hincarle el diente a los siguientes y deleitarme con todos esos personajes que han aparecido en este número 0, aunque la verdad que Julian me ha llegado al alma y me encantaría leer más y más de él.
Y lo recomiendo, por supuesto.

[Serie] 'Los protegidos': Comentarios

Bueno, no sé muy bien cómo empezar con este post ni cómo enfocarlo, pero pese a mis dudas, esta serie tan 'americanizada' de Antena 3 me ha acabado enganchando y me gustaría comentar mis impresiones sobre ella. Como no conozco a nadie más que la vea y puesto que ya hice el comentario hará un tiempo en este blog y me contestasteis bastantes sobre lo que opinabais, he pensado que, a medida que se vayan emitiendo capítulos, iré haciendo este tipo de entradas a modo de seguimiento de la serie.
De momento iré poniendo lo que opino de cada capítulo y así saber qué pensáis aquellos que la veis al igual que yo. Vamos, que se puede hacer de esto como un mini debate de la serie, si es que triunfa, y sino, simplemente, la iré comentando hasta que decaiga mi interés.
Aviso que voy a comentar un poco de todo, y puede que mi discurso sea un tanto caótico y desordenado, tengo una extraña facilidad para irme por las ramas en pleno monólogo y quedarme tan ancha.




Pues pese a todas mis dudas y prejuicios, ya sabemos que Antena 3 no es que haya creado demasiadas joyas televisivas, el factor 'plagia a América y vencerás' parece que les está sirviendo de mucho. No en vano, cada semana 'Los protegidos' consigue un buen share e incluso la competencia hace poco que comentó a la prensa la estrategia de cambiar el horario de sus series predilectas para mermar el protagonismo de estos superhéroes. A ver cómo acaba la cosa.
La historia de momento sigue un rumbo fijo, el encontrar a esos misteriosos hombres de negro, mientras poco a poco van apareciendo más 'niños especiales' con poderes chachis pistachis. Parece que la productora tiene mucho que contar aún y van dando las pistas en efímeras cantidades, aún no consigo prever una gran mayoría de cosas y eso que tengo el máster en redacción de guiones de películas de terror. Parece que nos esperan muchos misterios en el próximo capítulo, ya que la famosa Villa Dorita comunica con la casa de los fugitivos. En este sentido me gusta la intriga, pese a que al quinto capítulo hayan tenido la extraña manía de buscarles parejita a los adolescentes y empiezan a haber esos indicios de que más de uno va con la entrepiernas escocida. ¿Qué coño tendrá esa chispitas para tener tantos pretendientes? No hablemos ya que en el sexto toca que los papis ficticios empiecen a atraerse mutuamente... nunca entenderé este factor televisivo...

Bueno, lo que más me gustaría destacar es al Culebra. Me gusta cómo ha ido bajando ligeramente su nivel de cani y he podido notar que en el último capítulo tenía un acento menos marcado, hasta se le atisba un poco de inteligencia pese a que siga comportándose igual. Por supuestísimo, he buscado información del chavalín, y decir que es cantante de rap, de ahí su mote de El Perla, y mis sospechas, que están al 90%, es de que esos tatuajes que lleva en la serie son originales, no un simple maquillaje por exigencias del guión.
Me gusta también el 'primo Lucas', me encanta el poder del metamórfico porque me recuerda a Mística y al incansable malo de turno de Sobrenatural. Pese a que aún no he conseguido verle la cara por ese peinado tan emo y que muchas veces me entren ganes de hostiarle por cómo se comporta, es un personaje bastante interesante. Eso sí, me sobran de sobremanera sus discursitos "amo los cómics americanos porque están llenos de superpoderes y para corroborar eso me paseo por todas las escenas con un ejemplar de Spiderman bajo el brazo pero bien visible y sin arrugar y de una manera que es imposible poder leerlo de manera natural pero no es para que lo enfoque la cámara". También me sobra el amigo a quien se le puede aplicar el comentario anterior.
En cuanto a Sandra, me cae peor a cada capítulo que pasa y me gustaría que se metiera los dedos (sin el guante dichoso) por el coño para que se electrocutara ella misma. ¡Con una Pícara en el mundo hay más que suficiente! Ah, y los uniformes que llevan, horrorosos, qué colores...

Como ya han pasado varios capítulos no sé muy bien qué puntos concretos de la historia comentar, además que la trama avanza lentamente y vemos más bien el día a día de la extraña familia mientras los malos van dando palos de ciego. Las escenas de instituto me parecen bastante surrealista porque, antes que los personajes, veo a esos actores de 24-25 años embutidos en uniformes para críos y me es imposible meterme en el papel... además el factor 'vecina diabólica' está muy gastado y crea un sinfín de escenas sobrantes que hacen que la verdadera razón de todo, como es los interrogantes que hay en Villa Dorita, se queden en un segundo plano...
Y tengo una tremenda curiosidad por saber cuántas personas podrán caber en esa casa. Va a parecer esto la nueva versión de la tribu de los Brady.


¿Con qué nos sorprenderá la serie la semana que viene?

¡Sígueme en Instagram!


Más fotografías en @miss_xerinola